Instinto moral para los robots y las máquinas inteligentes

Estamos construyendo máquinas inteligentes que pueden aprender y tomar decisiones, pero ¿qué ocurriría si sus acciones y decisiones no son acertadas?

Ejemplos interesantes los encontramos en los vehículos auto-pilotados y los robots diseñados para confrontaciones bélicas.

Surgen las siguientes preguntas:

  • ¿Quién o quiénes serían los responsables de las malas acciones y decisiones de estas máquinas?
  • ¿Quién impone las condiciones para que estas máquinas puedan establecer diferencias entre civiles y soldados en un área de batalla?
  • ¿Cómo podría tomar decisiones un vehículo inteligente si se encuentra con un niño que sale corriendo detrás de una pelota, o un grupo de personas atravesando un paso de peatones haciendo caso omiso a un semáforo en luz verde?

Aunque las máquinas inteligentes completamente automatizadas aún están en proceso de construcción, es necesario comenzar a plantearse preguntas relacionas con la moral y ética de las máquinas inteligentes.

De hecho, en algunos países europeos se han planteado regulaciones legales para la robótica y hasta se ha creado un código de ética para los ingenieros en robótica.

En el ETH Zurich (Swiss Federal Institute of Technology), por ejemplo, se llevan a cabo eventos como la Semana Cortona (Cortona Week) y la Inciativa del Pensamiento Crítico (Critical Thinking Initiative).

En estos eventos, estudiantes, docentes y expertos intercambian puntos de vista relacionados con la ética de la inteligencia artificial.

Para reflexionar

No es fácil traducir los principios éticos en lenguajes de programación. Los robots desempeñan situaciones rutinarias y su comportamiento involucra más que el simple seguimiento de reglas.

¿Consideras que los robots y las computadoras deberían programarse para que desarrollen el instinto moral (qué está bien y qué está mal) que caracteriza a los seres humanos?

Créditos de la imagen que ilustra esta publicación: Food vector creada por macrovector.

EducamediaLab

Siguiente

Trabajo remoto-teletrabajo: aclarando lo que significa

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *