¿Estamos preparados para trabajar en forma remota?

Cuando evaluamos cada una de las modalidades de trabajo a las que hemos tenido acceso por dácadas, podemos afirmar que existen personas a quiénes sencillamente no les resulta trabajar en forma remota

Y esto parece comprensible si tomamos en cuenta las razones por las cuales muchos prefieren trabajar de manera presencial.

A una gran cantidad de personas les resulta mejor:

  • Asistir al entorno de trabajo que ofrece una oficina.
  • Tener compañeros de trabajo cerca.
  • Tener un horario de trabajo predeterminado. 
  • Socializar contantemente en ambientes físicos.
  • Tener aciertos y desaciertos juntos.

Si te encuentras entre las personas que están intentando identificar si podrías comenzar a teletrabajar deberás tomar en consideración y reflexionar sobre los puntos mencionados anteriormente.

Uno de los aspectos a considerar, a la hora de decidir si podrías iniciarte en el mundo del teletrabajo es cómo sobrellevar la necesidad de socializar. 

Socializar

El teletrabajo se basa en las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), por lo que deberás estar preparado para hacer uso óptimo de tales tecnologías conjuntamente con otros dispositivos (computadoras, tabletas, móviles) y herramientas, generalmente en forma de software o aplicaciones (para escritorio o móviles).  

A pesar de contar con las videollamadas algunos anhelan la energía de trabajar juntos y de estar cerca de compañeros de equipo y se sienten frustrados al tener la sensación de estar desconectados de las interacciones interpersonales en el cara a cara. 

Si este es tu caso, entonces deberás realizar un esfuerzo para evitar sentirte aislado virtualmente, significa que debes concentrarte para estar preparado en función de las implicaciones que impone teletrabajar.

¿Qué hacer si deseas teletrabajar?

Si deseas teletrabajar deberás autoevaluar si puedes:

  • Permanecer solo y sostener la automotivación por periodos prolongados.
  • Ejecutar tareas sin supervisión.
  • Mantener la calma ante los imprevistos.
  • Comunicarte con facilidad  con tus compañeros de trabajo a través de correos electrónico, chats, videoconferencias, móvil. 
  • Disponer en tu casa de un lugar tranquilo.
  • Evitar las distracciones y ser autodisciplando. 
  • Obtener el máximo provecho de un horario aparentemente más flexible. 
  • Respecto a la flexibilidad del horario de trabajo

La mayoría de los teletrabajadores reportan que prestan mayor atención a correos electrónicos y mensajes de textos en horas adicionales a la jornada de teletrabajo. Si es tu caso, existen recomendaciones sobre cómo solventar esta situación que trataremos en otra publicación.

Con la situación sanitaria que tenemos a nivel mundial, trabajar en y desde casa, se ha convertido en una necesidad. Por ello,  estarás en capacidad de adherirte a esta modalidad de trabajo, si puedes sentir:

  • Que te satisface realizar remotamente muchas de las actividades y tareas que hacías de manera presencial, lo que implica replantear tus hábitos laborales.
  • Que los objetivos de tu vida y tu meta profesional permanecen inalterados o completamente reconciliados. 

Comenta sobre ¿cómo te ha resultado teletrabajar?

Escribe un comentario