De la era de la automatización a la… era cognitiva

La era cognitiva nos dará acceso a las máquinas sociales cognitivas, las cuales serán capaces de  sentir, escuchar, observar, reconocer, identificar y autoreajustarse.

Describiendo la automatización

La automatización nos ha permitido interactuar con las máquinas en forma unidireccional y en contextos generalmente controlados por operadores humanos.

La era cognitiva nos dará acceso a las máquinas sociales cognitivas, las cuales serán capaces de  sentir, escuchar, observar, reconocer, identificar y autoreajustarse.

Si deseamos obtener soluciones a algún problema podemos configurar las máquinas para que realicen cómputos, apliquen métodos estadísticos o utilicen árboles de decisión.

Las máquinas nos dan respuestas a partir de los datos que le suministremos: no habrá respuestas si no hay datos.

Tales datos son manipulados de distintas formas por las máquinas. Por ejemplo, los datos pueden ser buscados, ordenados, seleccionados, eliminados o agregados en bases de datos.

Estas máquinas también están en capacidad de extraer, transformar y (re)transmitir datos a otras máquinas, haciendo posible la comunicación entre ellas.

Era cognitiva de la computación

Con el surgimiento de las nuevas capacidades de cómputo, el análisis de datos a gran escala o Big Data, las tecnologías inteligentes y otras tecnologías emergentes, se está optimizando el procesamiento de los datos cognitivos.

¿Qué diferencia a la era cognitiva de la era de la automatización?

En la era cognitiva los dispositivos y las máquinas del mundo físico autogestionan parámetros cognitivos, aprenden y ofrecen una mejor interacción con los seres humanos.

Los avances en Inteligencia Artificial y las tecnologías inteligentes están haciendo posible que los dispositivos y las máquinas diseñen soluciones útiles para los humanos.

Con la ayuda de Internet de las Cosas (IoT) se está mejorando la autogestión de procesos que involucran la comunicación máquina a máquina (M2M).

Desaparecen las barreras entre las lenguas

Imaginemos dispositivos o algunas máquinas conversando -en forma transparente- con cualquier ser humano de cualquier nacionalidad.

Para las máquinas será indiferente identificar el contexto en el cual se esté realizando la conversación o discusión con cualquier ser humano.

Humanización inminente de las máquinas

Las máquinas podrán establecer parámetros cognitivos tales como la empatía, la toma de decisiones  y la resolución de problemas. Serán máquinas sociales cognitivas.

Socializando con las máquinas

En el futuro conviviremos y negociaremos con las máquinas cada vez que sintamos la necesidad de resolver diversidad de problemas.

Para que esto sea una realidad los dispositivos y las máquinas tendrán que estar en capacidad de:

  • Analizar.
  • Razonar.
  • Aprender.
  • Decidir.
  • Planear.
  • Diagnosticar.
  • Interpretar.
  • Abstraer.

Un ejemplo interesante de interacción entre seres humanos con una máquina social cognitiva son los robots de Toyota Motor Corporation.

Futuro de las máquinas sociales cognitivas

Las máquinas sociales cognitivas del futuro serán capaces de:

  • Sintetizar.
  • Configurar.
  • Extrapolar.
  • Descubrir soluciones para optimizar la calidad de vida de los seres humanos.

Para lograr la máxima interacción con los seres humanos, los dispositivos y las máquinas deberán:

  • Sentir.
  • Escuchar.
  • Observar.
  • Reconocer.
  • Identificar.
  • Autoreajustarse.

Las máquinas sociales cognitivas no reemplazarán por completo a los seres humanos. Sin duda, refinaremos todas las formas posibles para coexistir con ellas.

Lecturas recomendadas

https://socialmachines.media.mit.edu/publications-media/

https://www.accenture.com/us-en/insight-promise-artificial-intelligence

 

Escribe un comentario