Cyborgs: una comunidad en crecimiento

Cyborg es un palabra acuñada por Nathan S. Kline y Manfred Clynes y significa Cybernetic Organism (Organismo Cibernético).

Un cyborg se caracteriza por poseer capacidades mejoradas de su organismo mediante el uso e implantación -en su cuerpo- de tecnologías basadas en Inteligencia Artificial (IA).

Desde enero de 2015, la compañía sueca Epicenter ha implantado un microchip, del tamaño de un grano de arroz, en la mano de los empleados que así lo deseen (ver punto 1 de la imagen de cabecera).

¿Cómo funciona el microchip?

  • Los microchips implantados son pasivos, lo que significa que contienen información que solo pueden leer otros dispositivos.
  • El microchip utiliza la tecnología NFC (Near Field Communication) similar a la que encontramos en nuestros teléfonos inteligentes para realizar compras a través de puntos de ventas.
  • Para activar el microchip se requiere un lector ubicado a una distancia no mayor a 10 cm.
  • Cuando interactúan el microchip y el lector fluyen –entre ambos- datos a través de ondas electromagnéticas.

De esta manera el usuario puede ejecutar diversas acciones con solo acercar o mover la mano.

¿Qué acciones puede ejecutar el microchip?

  • Realizar compras a través de puntos de venta.
  • Activar dispositivos, por ejemplo, encender una impresora.
  • Abrir puertas.
  • Interactuar con nuestro teléfono inteligente (ver punto 6 de la imagen de cabecera).

La tecnología utilizada para construir los microchips no es nueva.

En los últimos años, los microchips han sido utilizados para:

  • Llevar el seguimiento en la cadena de producción y entrega de productos.
  • Incorporarlos en forma de collares virtuales en mascotas.

¿Cuál es la novedad en el uso de los microchips?

Lo que resulta novedoso, respecto al uso de estos microchips, es que se están implantando en seres humanos, en forma masiva, especialmente en aquellas personas que voluntariamente deseen convertirse en cyborgs.

¿Qué motiva a los usuarios a implantarse microchips?

Las personas que han decidido implantarse este microchip reconocen que son pioneros y muestran satisfacción por formar parte del futuro.

Seguridad y privacidad de los implantes de microchips

Tal como ocurre con las nuevas tecnologías, siempre están presentes aspectos de seguridad y privacidad.

Seguridad

  • Desde el punto de vista biológico los microchips son seguros.
  • El proceso de implantación dura unos segundos e implica una inyección entre los dedos índice y pulgar más la introducción y fijación del microchip.
  • El pinchazo generalmente va acompañado por una pequeñísima gota de sangre. (Ver puntos 2, 3, 4 y 5 de la imagen de cabecera).

Privacidad

Estos microchips, incrustados en el cuerpo, pueden generar datos relacionados con:

  • El estado de salud del usuario.
  • La localización geográfica del usuario.
  • El tiempo que un usuario dedica a las actividades correspondientes a su trabajo y al descanso y esparcimiento.

Los hackers podrían verse tentados a extraer estos datos vulnerando la seguridad que ofrezcan estos microchips integrados al cuerpo humano.

Los dilemas éticos serán más evidentes a medida que estos microchips se hagan más sofisticados y continúen implantándose en forma masiva.

Futuro de las implantaciones de estos microchips en humanos

La implantación masiva en seres humanos marca el inicio de una nueva manera de reemplazar tarjetas de crédito/débito, llaves electrónicas y cualquier forma de interaccionar con dispositivos, entre otras posibilidades que se pierden de vista.

Para algunas personas resulta insólito e innecesario incrustar microchips en el cuerpo humano, por ejemplo, para abrir puertas.

Para otras personas, representa una propuesta para facilitar las actividades rutinarias y cotidianas y lo asumen como una manera de confrontar un estilo de vida diferente.

Para reflexionar

¿Te gustaría implantarte un microchip en tu cuerpo y formar parte de la comunidad creciente de cyborgs?

EducamediaLab

Siguiente

Trabajo remoto-teletrabajo: aclarando lo que significa

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *